Vitamina B1 en alimentos y para que sirve

¿Qué es la tiamina o vitamina B1?

La vitamina B1 en alimentosLa vitamina B1 o Tiamina es importante en el metabolismo intermedio. Es decir, en todos los procesos enzimáticos relacionados con la obtención de energía a partir de los alimentos. La tiamina, se convierte en el hígado y en el cerebro en su forma activa la tiamina-pirofosfato. Su deficiencia provoca que las células no puedan obtener energía para los procesos vitales. Como la tiamina participa en todos los procesos vinculados con la obtención de energía sus necesidades se relacionan con la cantidad de calorías que se ingieren. Más calorías se consumen mayores son las necesidades de tiamina.

B1 es una de las vitaminas que  sirve también para la producción de energía (toma parte en el metabolismo de carbohidratos), esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso, corazón y músculos. Para una  piel saludable, boca, ojos, pelo también tiene beneficios demostrados. Otra función es que estabiliza el apetito y ayuda en la digestión. Es una vitamina muy importante para el crecimiento.

Necesidades de la vitamina B1 en el cuerpo:

Normalmente se necesitan alrededor de 1 a 1.5 mg/día. Dentro de los síntomas iniciales de la deficiencia de tiamina o tenerla baja se encuentran la constipación, la falta de apetito, la depresión, fatiga y alteraciones en la conducción nerviosa (neuropatía periférica). La deficiencia crónica y severa de tiamina conduce a síntomas severos del sistema nervioso como ataxia, confusión mental y pérdida de la coordinación ocular.

Beriberi es el nombre de la enfermedad determinada por su severa deficiencia la cual afortunadamente es de muy rara presentación.

Alimentos ricos en Vitamina B1:

Todas las carnes, la yema del huevo, los pescados, las legumbres, el germen del trigo y en menor cantidad la leche y sus derivados así como algunas frutas y vegetales.

La vitamina B1 según edad, embarazo y lactancia

Recién nacidos:
0 a 6 meses: 0,2 mg/día
7 a 12 meses: 0,3 mg/día

Niños:
1 a 3 años: 0,5 mg/día
4 a 8 años: 0,6 mg/día

Hombres:
9 a 13 años: 0,9 mg/día
14 a 18 años: 1,2 mg/día
19 a 30 años: 1,2 mg/día
31 a 50 años: 1,2 mg/día
51 a 70 años: 1,2 mg/día
>70 años: 1,2 mg/día

Mujeres:
9 a 13 años: 0,9 mg/día
14 a 18 años: 1,0 mg/día
19 a 30 años: 1,1 mg/día
31 a 50 años: 1,1 mg/día
51 a 70 años: 1,1 mg/día
>70 años: 1,1 mg/día

Embarazo:
menor de 18 años: 1,4 mg/día
19 a 30 años: 1,4 mg/día
31 a 50 años: 1,4 mg/día

Lactancia:
menor de 18 años: 1,5 mg/día
19 a 30 años: 1,5 mg/día
31 a 50 años: 1,5 mg/día

La Vitamina B1 buena para templar los nervios e incentivar el ánimo

La vitamina B1 se puede considerar como parte importante de las pilas para los seres humanos, particularmente en lo que se refiere al estado de ánimo, puesto que su consumo natural o por medio de receta médica tiene beneficios sobre el sistema nervioso y la voluntad mental. De tal manera que la vitamina B1 suele ser de gran ayuda para las personas que sufren algún tipo de depresión, son muy irritables, padecen la pérdida de la memoria constante o tienen problemas para concentrarse.

Alimentos ricos en vitamina B1De igual forma, esta vitamina ayuda mucho a revitalizar a las personas que sin tener algún motivo aparente, se quejan de estar cansados o de sufrir algún tipo de agotamiento. Sin descontar que a los menores de edad los apoya en su crecimiento y favorece la digestión de carbohidratos.

Sin lugar a dudas, la Vitamina B1 está muy ligada a la transportación de energía, de ahí que la falta de ésta puede reflejarse en el desgano, el mal humor y poco rendimiento en las actividades cotidianas. La ausencia o poco consumo de esta vitamina puede repercutir de manera seria en el sistema nervioso.

En cualquier consejo que tenga que ver con el consumo de vitaminas, nunca estará demás advertir al consumidor que el suministro excesivo de vitaminas, en lugar de ayudar, puede traer problemas, como es el caso de la vitamina B1, cuyo exceso puede afectar la producción de tiroxina de la glándula tiroides y causar pérdidas en las otras vitaminas del grupo B, por lo que es recomendable que se tomen todas las vitaminas de este grupo de una forma natural.

Además, muchas personas creen que el exceso de trabajo puede ser compensado por esta vitamina, lo cual no necesariamente es cierto, ya que una persona sólo podrá recuperar horas de sueño perdidos si se decide a descansar lo necesario para recuperarse.

De acuerdo a manuales de nutrición del sistema médico del sector público, la vitamina B1 o tiamina, es muy abundante en la naturaleza, principalmente en los vegetales. Se encuentra sobre todo en las semillas y el salvado de los cereales, en el germen de trigo, cacahuetes, avena, tocino, cerdo, pan y en la levadura de cerveza, entre otros.

La tiamina es sintetizada por microorganismos y plantas, pero también lo puede ser por el hombre, aunque en pequeñas cantidades, por la presencia en el intestino de la micro flora intestinal. La carencia de Vitamina B1 puede estar originada por una insuficiente introducción de la vitamina, pero también por el deficiente aprovechamiento de la tiamina. En efecto, recientemente se ha aislado un encima (la tiaminasa) capaz de escindir la tiamina haciéndola inactiva; así pues, la posibilidad de utilización de la tiamina está ligada al funcionamiento perfecto de la absorción intestinal, por lo que las alteraciones y trastornos del intestino llevan a una mala absorción de esta vitamina en el cuerpo.

Sin Comentarios

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar