Vitaminas y minerales en los alimentos

Vitaminas y minerales en los alimentosLa mayor parte de los alimentos nos ofrecen innumerables minerales y vitaminas, y de allí la importancia de variar nuestra alimentación y mantener una dieta saludable. No solo tenemos que tener en cuenta un equilibrio entre carbohidratos y proteínas a la hora de alimentarnos. Sólo para que tengamos una idea, les brindamos a continuación una lista de algunos de los alimentos más comunes que encontramos en nuestras cocinas, y que elementos principales podemos encontrar en cada uno de ellos.

Casi todos los alimentos frescos contienen alguna cantidad de la mayoría de los elementos nutritivos más comunes e importantes. Sólo les listamos los minerales y vitaminas preponderantes o sobresalientes que cada uno de ellos contienen.

Porotos o Habas: Calcio, Fósforo, Potasio, Vitamina A y Folato.

Lentejas: Fósforo, Potasio, Magnesio y Folato.

Maníes: Sodio y Potasio.

Soja: Fósforo, Potasio, Magnesio, Vitamina A y Folato.

Manteca: Vitamina A.

Queso Chédar: Calcio, Fósforo, Sodio y Vitamina A.

Queso Cottage: Sodio y Vitamina A.

Huevos: Fósforo, Potasio y Vitamina A.

Leche: Calcio, Fósforo, Potasio y Vitamina A.

Yogurt: Calcio, Fósforo, Potasio y Vitamina A.

Manzanas: Potasio, Vitaminas A y C.

Palta: Fósforo, Potasio, Vitamina A y Folato.

Banana: Potasio, Magnesio y Vitamina A.

Higos: Potasio y Vitamina A.

Uvas: Potasio, Vitaminas A y C y Folato.

Kiwi: Potasio y Vitaminas A y C.

Mango: Potasio y Vitamina A.

Melón: Fósforo, Potasio, Vitamina A y C.

Naranja: Potasio, Vitamina A y C.

Papaya: Potasio, Vitamina A y C.

Durazno: Potasio y Vitamina A.

Pera: Potasio, Vitaminas A y C.

Frutillas: Potasio, Vitaminas A y C y Folato.

Sandia: Vitamina A.

Pan: Sodio.

Harina de Trigo: Fósforo, Potasio y Vitamina B 12.

Harina de Maíz: Potasio y Tiamina.

Cebada: Potasio, Vitamina A y Folato.

Avena: Fósforo.

Arroz: Fósforo, Potasio y Magnesio.

Fideos: Sodio y Tiamina.

Bistec: Fósforo, Potasio, Hierro, Zinc, Niacina y Vitamina B 12.

Hígado: Fósforo, Potasio, Zinc, Vitamina A, Riboflavina y B 12.

Costilla de Cerdo: Fósforo y Vitamina B6.

Panceta: Sodio.

Pollo: Fósforo, Potasio, Magnesio, Vitamina A y Niacina.

Pescado: Fósforo, Potasio y Vitamina A.

Mariscos: Hierro.

Alcauciles: Tiamina.

Espárragos: Vitamina A.

Brócoli: Potasio, Vitamina A y Folato.

Repollitos de Bruselas: Vitaminas A y C.

Repollo: Fósforo, Potasio y Vitaminas A y C.

Zanahoria: Vitamina A.

Coliflor: Vitamina C.

Apio: Vitamina A.

Berenjena: Potasio.

Lechuga: Vitamina A.

Cebolla: Potasio.

Tomate: Vitamina C y Folato.

Arvejas: Fósforo.

Pimientos: Vitamina A.

Espinaca: Calcio, Sodio, Potasio, Vitamina A y Folatio.

Nota: Estos son los micronutrientes más destacados que los alimentos arriba enunciados nos ofrecen. Folato, Niacina y Tiamina forman parte de las Vitaminas del Complejo B. Cabe destacar también que sólo tomamos los atributos vitamínicos y minerales más importantes de algunos alimentos. Y solo usamos como parámetro los minerales y vitaminas más comunes. ¿Es necesario recalcar porque hay que variar la alimentación? 😉

Sin Comentarios

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar